Museos y Arte

"Crucifixión. Cristo en la cruz, María y Juan ", Albrecht Altdorfer - descripción de la pintura


Crucifixión Cristo en la Cruz, María y Juan - Albrecht Altdorfer. 116,5 x 102 cm

Las pinturas más dramáticas en una trama religiosa son, por supuesto, las relacionadas con el tema de la crucifixión y lamentación de Jesús. Un destacado representante del Renacimiento del Norte, el artista alemán Albrecht Altdorfer, que pertenece a la Escuela del Danubio, tampoco pasó por alto esta historia.

La pintura religiosa de ese período (siglo XVI) estuvo limitada de alguna manera por los cánones correspondientes, pero Altdorfer abandona audazmente el marco angosto. Un pintor paisajista increíblemente talentoso, siempre retrató a los héroes en el contexto de la naturaleza magnífica, pero actuó de una manera completamente innovadora: Cristo, crucificado en la cruz, el autor coloca en la orilla del mar, aunque se sabe que esto sucedió en la roca (colina) del Calvario. Es decir, el maestro no solo se aparta de los principios aceptados de transmitir la trama cristiana, sino que cambia la escena. Coraje increíble!

Sí, y mira la naturaleza misma: su belleza serena no habla de eventos trágicos: un cielo azul encantador, agua de mar azul, árboles pintorescos, un arco de la ciudad en la distancia. Pero a partir de este contraste: un fondo maravillosamente hermoso y sereno y el Hijo de Dios fluyendo en delgadas corrientes de sangre, la sensación dolorosa solo se intensifica. ¿O tal vez el pintor quería enfatizar qué tipo de tormento Jesús aceptó en nombre de la salvación de la humanidad, que ahora puede disfrutar de esta belleza?

A lo largo de los bordes de la obra, el autor representa a Mary y John. El autor apenas muestra las caras de estos héroes: John está completamente alejado de nosotros y la cara de Mary cubre a medias su pañuelo. Su postura es bastante antinatural: una figura curva, brazos extendidos, como si estuviera perdida. El pintor nunca prestó mucha atención a las figuras de las personas, dejando a la naturaleza como el personaje principal, pero los investigadores notan una descripción minuciosa de las cortinas. Y aquí puedes ver con qué filigrana el maestro representa la textura de la tela con numerosos pliegues y tintes.

El cuerpo del Jesús crucificado se representa no tanto anatómicamente con precisión como emocionalmente fuerte. Una figura delgada con los brazos extendidos en sangre, que fluye con líneas desiguales hacia las piernas, donde se clava un clavo grueso. Justo debajo de la cruz, el autor representaba una estrella de seis puntas: este es un símbolo hebreo con muchas interpretaciones.

La paleta de colores de Altdorfer es rica y saturada: rojo brillante, blanco brillante, azul, turquesa, amarillo, marrón. Una combinación colorista audaz, junto con una técnica de aplicación fina, crea una imagen vívida que se distingue por la emoción y la penetración.


Ver el vídeo: La Crucifixión de Jesús, las últimas 18 horas (Enero 2022).