Museos y Arte

"Paisaje con un puente", Albrecht Altdorfer - descripción de la pintura


Paisaje con un puente - Albrecht Altdorfer. 41,2 x 35,5 cm

Albrecht Altdorfer es considerado un destacado pintor renacentista. Los investigadores llaman a Durero, Pacher, Cranach. Sin embargo, inspirado por los logros de otros, Altdorfer pudo inventar su propio estilo y, sobre todo, esto concierne al paisaje (incluso en obras en una trama religiosa o mitológica, el maestro le dio el primer lugar al paisaje).

El trabajo presentado está totalmente dedicado al tema del paisaje. Inmediatamente notamos un ángulo inusual: el espectador parece estar mirando de abajo hacia arriba, alejándose del objeto principal unos pocos pasos. Este elemento más importante de la imagen es el puente que conecta la costa y la estructura de piedra. El autor no deja ninguna pista que ayude a determinar qué tipo de retaguardia, pero podemos suponer que tenemos ante nosotros una parte del castillo o templo, construido en estilo románico (paredes gruesas, ventanas pequeñas y estrechas).

La naturaleza del pintor, como siempre, es majestuosa y muy colorida. Árboles poderosos de tallo grueso, escarpados acantilados amarillentos que cubren sus matorrales de arbustos y hierba salvaje: el autor amaba sobre todo tal naturaleza, que está en cierta desolación, no tocada por una mano humana.

Puede adivinar correctamente Altdorfer a través del cielo: una superficie clara azul-azul, sin nubes, con solo pequeñas transiciones graduales (del azul saturado al blanco brillante). Al fondo puedes ver el valle. Allí se puede ver una montaña, con una línea sinuosa caprichosa hay un pequeño riachuelo que se extiende hasta el horizonte.

El color del pintor es diverso. Altdorfer no fue tímido al elegir colores, a veces recurriendo a combinaciones contrastantes, en detrimento del realismo. Es por eso que las pinturas del maestro se ven muy brillantes, especialmente en reproducciones. El original es mucho más modesto en cuanto a saturación de color. Algunos investigadores creen que en la versión original de "Paisaje con un puente" tenía un sabor tan pegadizo, pero con el tiempo (¡cinco mil años!), Los colores se desvanecieron.

Altdorfer también se distingue por el detalle de sus paisajes. Con qué precisión se trazan aquí las hojas, briznas de hierba, ramas. En primer plano, vemos un arbusto cuyas hojas no solo están escritas cuidadosamente, sino que tampoco están coloreadas de manera uniforme, como si el sol cayera solo en una parte del arbusto. Este es un punto muy sutil e interesante. Especialmente para el siglo 16.

Una vez completado el trabajo, el autor no olvidó dejar su monograma, cuyo "diseño" fue prestado de Durero. Se puede ver en la esquina superior derecha de la imagen.


Ver el vídeo: Albrecht Altdorfer - 23 obras. Renacimiento del Norte. Pintura Flamenca. (Enero 2022).